12325139_10205802380595078_489697180_n

El “Negro Morales” se despidió de su querido Benito Juárez

Durante 12 años, tal vez más o tal vez menos, el Negro Morales vivió junto a su familia en el interior del Estadio Benito Juárez. Sólo se fue de ahí cuando empezaron las obras de construcción del nuevo recinto deportivo.

Sin embargo, Morales volvió. Quería ver las mejoras, cómo había quedado su querido estadio. El día de su inauguración asistió junto a su familia, a las 20 hrs, al partido inaugural que enfrentó al equipo Cooperativa Cerrillos, contra el Cultural Maipú.

El partido ya había terminado y la gente se retiraba a sus hogares, con el sabor del triunfo de la parcialidad local. Esperando la micro, de pronto el “negro Morales” se desvaneció. Su mujer pensó se trataba de un desmayo. De pronto todo se llenó de curiosos y una ambulancia lo trasladó hasta el Hospital El Carmen: El negro llegó sin vida. Un infarto le arrebató la vida.

Como una mueca del destino, Morales cerró sus ojos el mismo día que se inauguró su querido estadio. Aunque con otro nombre: Ya no se llama más Benito Juárez, sino que Estadio Municipal de Cerrillos.




Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: